Thaïs Garcias Santamaría nació en Barcelona el día 29 de abril de 1978. Se licenció en Bellas Artes por la Universidad Miguel Hernández, obteniendo una mención de honor. Estudió en la Accademia di Belle Arti di Macerata (Italia) y la Universidad de Granada, para perfeccionar su técnica pictórica. Completó su formación con cursos de diseño gráfico e ilustración. Ha realizado encargos para decoración de espacios, publicidad y prensa, además de presentar su obra en varias exposiciones de pintura.
Cursó el Doctorado de Investigación en Diseño, obteniendo el Diploma de Estudios Avanzados (D.E.A) por la Universidad de Barcelona y ocasionalmente ha impartido clases en la Escuela Superior de Arte y Diseño Llotja y en el departamento de artes gráficas de La Escuela del trabajo de Barcelona.
Además de participar activamente en los trabajos de Travelers of Arts (empresa de la que es cofundadora), compagina la elaboración de su tesis doctoral con sus proyectos personales y su actividad como ilustradora.

Correré descalza por las vías del tren.
Pero llevaré vendas para no hacerme heridas
Y tiritas para cuando empiecen a salirme alas.

Si me atas los cordones de los zapatos,
A mi maleta con tus viejas cartas
Cómo escaparé volando?

Me cuesta recordar cifras y nombres,
Fechas y relatos, pero mi despiste,
Mi falta de atención, mi aparente indiferencia
Son producto de la búsqueda de esencias

Ideas y pensamientos son mi único silencio,
Mi única reserva
Al finalizar mi vida, concluirá la mayor de mis obras
Con la acumulación de pequeñas cosas, de grandes sentimientos

No he dejado que ni el viento se atreviera, a rozar mi espalda
Preparada con mí arco y flechas
Esperando el tren que perdí
Y queriendo que vuelva a buscarme.

Coge tus zapatos con alas
Crea tu destino y el mío
Hay poco que llevar, mucho que sentir

Cuando te vuelva a ver, pensare en lo que nunca te dije, pero ya sabes.
Caerá una lágrima de hielo que me recordará tu olvido
Tu me robaste.
Robaste mi corazón y nadie lo encuentra

Lo perdí en el interior del cascarón de una tortuga
En la que un día encontré tus huellas y mi nostalgia
Inspiración idealizada y ficticia
Y aún sabiendo que lo era. A mi me sirve.
Me sirve para capturar recuerdos

Cuento hasta diez y te veo
Veo tus pies descalzos sobre la nieve y no sientes frío
Y yo estoy…
A 30 minutos de mi todo,
A 30 minutos de tu nada.